Cientos de familias veneraron a la “Chinita” vía virtual en el inicio de la fiesta

0
47

 

 

 

 

 

 

 

Templo de La Tirana, visto desde las alturas.

 

Nada fue, es o será igual al comienzo de la Fiesta de la Virgen del Carmen de La Tirana 2020, que ante la suspensión de este multitudinario encuentro por causa de la pandemia del Covid19 o Coronavirus, debió de hacerse en forma virtual, es decir a través de los medios de comunicación y por Internet a través de las redes sociales.

Recordamos que cada año siempre el inicio de la fiesta era desde la Cruz del Calvario. Este vital espacio del suelo tiraneño, siempre fue el escenario que recibió a los fieles peregrinos que llegaban a su encuentro con la Chinita del Carmen.

En ese espacio la curia en pleno, junto al obispo de Iquique, Guillermo Vera Soto; y el rector del Santuario, padre Carlos Inarejo Lillo y los representantes de la Federación de Bailes Religiosos de La Tirana encabezaban el encuentro con los devotos peregrinos y bailarines.

De esa manera, y por la vía de las redes sociales llegamos a comprender que ella nos recuerda la esperanza de la resurrección que junto a los representantes de las agrupaciones religiosas caminaba hasta el Santuario de la Virgen, hasta realizar la ceremonia de golpes a la puerta, con el fin que ésta se abriera y pudieran entrar los peregrinos a efectuar los primeros bailes y el saludo a la “Chinita del Tamarugal”, nuestra “Carmelita”.

Se cerró este inicio virtual recordando que el obispo de la Diócesis de Iquique entregó un mensaje de mucha sencillez para los fieles de la Virgen de La Tirana, expresando “que la comunidad viva con mucha fe esta fiesta, que todos abran sus corazones y que se viva la creencia en nuestra madre, que está en los cielos y que baja a La Tirana”.

De esta manera entonces, la Fiesta de la Carmelita del Tamarugal se vivó acorde a los nuevos tiempos y de seguro que marcará a las futuras celebraciones, ya que todavía nadie puede asegurar que será o cómo será la nueva normalidad que vivirá la humanidad después de salir de esta penosa pandemia, que este año nos obligó a quedarnos en casa y venerar a la virgen en familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here